sábado, 11 de octubre de 2014

SpaceHulk abriendo la caja.

Ayer tuve la grandiosa suerte de que un amigo mio decidiera abrir la caja de SpaceHulk en mi casa. Sabiendo que tengo unas ganas enormes de tenerlo.

Lo primero fueron los marines en sus matrices. Todos impolutos y excelentemente modelados, pena que no los vendan igual aparte.
Algunos tuvimos que pegarlos dado que la pieza de sujeción estaba algo suelta, pero eso son cosas a mayores. Son preciosos y con tantos detalles que sera un infierno para el pobre Umarib que quiere pintarlos.
Luego los Genstealer, que a mi gusto son unas obras de arte, con problemas para mantenerse de pie. Todos preciosos, ojala los de martillo de guerra 40 mil veces fueran iguales.
Realmente son negros, pero el flash es lo que tiene, con la cantidad de detalles que tienen su pintado sera incluso mas difícil que el de los marines. Aunque con un Tiranido tuvimos ligeros problemas dado que la pieza que se une para montarlo estaba algo suelta, pero enseguida tuvimos una idea.

No olvidemos los componentes de cartón, que de sacarlos me ocupe yo, un cartón gordo. Si no fuera tan grueso podrían poner mas cosas y pesaría menos la caja, pero no te cobrarían 100€ por ella.
Cantidades enormes de utensilios y unas preciosas bolsas para meter los componentes mas pequeños.



Ahora toca la prueba definitiva, montar la primera misión, cosa para la que tardamos unos 35 minutazos, y solo en montar el mapa.







 Ahora toca la preparación para jugar, poner las piezas pequeñas cerca del tablero, el reloj de los 3 minutos para cronometrar al jugador y los torpedos de desembarco. La condición de Victoria del marine era llegar al turno 12 limpiando las 5 salas principales de alíen, perdón genestealers, y aguantar al menos 7 con vida. El alíen tiene que matar a marines hasta que sean menos de 7.
La partida no fue muy larga fueron unos turnos duros dado que tras el 3º turno de los 12 que tenia que aguantar, al quedarme menos de 7 marines había perdido la partida. Los genestealer me llegaron muy rápido cuerpo a cuerpo y no pude aguantar. Las reglas de cuerpo a cuerpo ponen a los marines en inferioridad, al menos a los no expertos en combate a melé. Pero el combate a distancia tampoco es lo mejor del juego....
Así que ahora tocaba recoger, y gracias a dios que soy un gran fan de las regalices que pudimos empaquetar lo todo bien.